Misericordia,
una oportunidad
de vivir

 

Instrumentos de reconciliación

Día 5: jueves, semana 1

 

Unidad y reconciliación

La presencia de María con los discípulos reunidos en la habitación superior también sugiere que su «deseo era reunirlos a todos y reconciliar en lugar de dividir y condenar… gestar una vida nueva en lugar de manipular a las personas y las cosas; denunciar el uso dominante del poder, de la avaricia y el deseo de exhibirse que predominan tanto en estos tiempos». No es una tarea fácil.

Dentro de nuestra Iglesia existen conflictos de todo tipo relacionados con los valores y posiciones teológicos que son irreconciliables. La reconciliación entre las mujeres y los hombres que tienen el poder en la Iglesia, que toman decisiones sobre la vida de las mujeres sin consultar su experiencia es un reto urgente. La retórica en los documentos de la Iglesia sobre la igualdad de las mujeres con los hombres continúa llamando la atención a lo que realmente significa igualdad en la vida diaria de la Iglesia.

El papa Francisco reconoce la indispensable contribución de la mujer en la Iglesia y en la sociedad. Declara que la presencia de la mujer debe ser garantizada en el lugar de trabajo, subraya la necesidad de ampliar los espacios para una presencia femenina más incisiva en la Iglesia… A partir de la firme convicción que varón y mujer tienen la misma dignidad, se ha de garantizar la presencia de las mujeres en los diversos lugares donde se toman las decisiones importantes, tanto en la Iglesia como en las estructuras sociales. (Papa Francisco, La alegría del Evangelio # 103, 104)

Reflexión

  • ¿Cómo puedo trabajar con las demás personas para promover relaciones de igualdad en mi familia, mi comunidad cristiana, mi situación de trabajo…?
  • ¿Cuál educación es necesaria para nuestros niños y niñas, para ayudarles a reconocer el lugar indispensable de cada persona en la sociedad?

Oración

Oh Dios, que desde el principio del mundo
haces cuanto nos conviene
para que seamos santos como tú mismo eres santo.
Guárdanos a todos
en comunión de fe y amor…

 

© 2016. Todos los derechos reservados a la Congrégation de Notre-Dame.
Las imágenes y textos mostrados en estas páginas no pueden ser copiados sin el permiso del autor.