Your browser is not Javascript enable or you have turn it off. We recommend you to activate for better security reasonLa larga marcha de las mujeres… marcada por hitos significativos

Acogida > Noticias > Artículo

La larga marcha de las mujeres… marcada por hitos significativos

Denise Brunelle, CND

El año 2020, en harmonía con el 400o aniversario del nacimiento de una mujer conocida como la «Madre de la Colonia»: Marguerite Bourgeoys, nacida en Troyes, Champagne el 17 de abril de 1620.

Desde los primeros años de la colonia llamada Ville-Marie, ella marcó el tono y la huella de una educación adaptada a las necesidades de las mujeres y de los colonos que ya estaban allí. Ella acogió a las hijas del rey y les pasó su conocimiento y habilidades «porque era para el bien de las familias». Cuando los niños estuvieron listos para recibir educación, ella abrió la primera escuela de Ville-Marie en un establo vació. Todos los niños tuvieron acceso incondicional a la escuela-establo. La historia conserva rastros de documentos oficiales firmados por esta multi talentosa mujer que respondió a las necesidades de su época. Ella se rodeó de mujeres a las que llamó Filles séculières, mujeres seculares, y luego Congréganistes, congregacionistas. Es en este lugar donde nació la primera comunidad religiosa fuera de claustro «sin velo ni toca»: la Congrégation de Notre-Dame de Montréal. Todavía hoy en día, la educación, en todas sus formas, continúa en Canadá, los Estados Unidos, Japón, Honduras, Guatemala, El Salvador, Camerún y Francia.

El año 2020 también nos recuerda del 25o aniversario de La Marche du Pain et des Roses, la Marcha de pan y de rosas, iniciada por mujeres de nuestro tiempo. Valientemente, concentramos nuestros mejores esfuerzos por reunir y educar mujeres y promover la inspiración y metodología pedagógica de la «educación liberadora». Al comienzo de este momento histórico, Hélène Pedneault, a quien le debemos el Manifiesto de la marcha, escribió:

Somos mujeres ambiciosas.

No deseamos nada menos que cambiar el corazón del mundo.

Aquellas que no desean unirse a nosotras porque piensan que tienen algo que perder,

vengan a vernos cuando el trabajo esté hecho.

La puerta nunca estará cerrada para alguien que tenga la ambición de hacer algo para

que toda la humanidad vaya más allá.

El año 2020, año de la pandemia, quedará impreso en la memoria colectiva porque una molécula infinitamente pequeña, ante nosotras, habrá provocado un cuestionamiento profundo de nuestra relación con el cosmos. Este hito misterioso nos recordará de un momento histórico decisivo donde habremos comprendido o ignorado nuestra oportunidad de «cambiar el corazón del mundo».

Varias metas personales y colectivas continuarán marcando nuestro camino. Juntas, tenemos el poder de hacer avanzar a toda la humanidad.

 

 

Vuelta al índice precedente Todas las noticias
© Tous droits réservés Congrégation de Notre-Dame, Montréal, Québec, Canada