Your browser is not Javascript enable or you have turn it off. We recommend you to activate for better security reasonUna inmigrante que se hace visible – que toma la palabra

Acogida > Noticias > Artículo

Una inmigrante que se hace visible – que toma la palabra

Ercilia Janeth Ferrera Erazo, CND

Crédito foto: Marie-Claire Dugas

Sí, como el título lo dice, una inmigrante que se hace visible, mi persona y todos y todas las personas que están como inmigrantes, especialmente la “caravana de migrantes que está en México”. Sí, visibles, porque dejan ver la fuerza que se ha requerido para dejar la tierra querida, pero sobre todo para dejar ver al mundo entero la situación tan dramática que la mayoría del pueblo hondureño vive.

Comparto mi experiencia y lo que creo entender del mensaje que la caravana nos está diciendo… hablo como inmigrante, en una tierra que ha sido fundada y construida por inmigrantes y como hija de santa Margarita Bourgeoys, una inmigrante que acogió tantos y tantas inmigrantes y con ellos construyó una nueva ciudad.

Sí, estos dos grandes países de Norteamérica, han sido levantados y fundados por inmigrantes europeos… y me pregunto si todas esas personas vinieron legalmente con sus pasaportes y sus visas. ¿Será que ellos y ellas también fueron vistos como invasores? ¿Será que Margarita venía con visa al llegar a Ville Marie?… Yo hablo desde una situación privilegiada y legal, ya que se me ha otorgado la visa para permanecer aquí en este bello país.

Esta caravana de migrantes pueda ser que cause indiferencia, silencio e incomodidad. Surgen preguntas como, ¿Por qué no se quedan en su país y resuelven sus propios problemas allí entre ellos? Pueda ser que no comprenda toda esta situación o pueda ser que tampoco me interesa tanto su situación o problema, cualquiera que sea el motivo; es importante y desafiante darnos un espacio de reflexión y búsqueda juntas, juntos.

De mi parte yo digo Como dice el canto, «yo no puedo callar, no puedo pasar indiferente, ante el dolor de tanta gente, yo no puedo callar, yo no puedo callar, me van a perdonar amigos míos, pero yo tengo un compromiso, y tengo que cantar la realidad»…

¡Sí, la realidad que la caravana deja ver es un grito, un grito de desesperación, un grito de ayuda, una petición para que las naciones del mundo miren la situación que pasa en Honduras! Esta «es una situación que ya no se aguanta». Así que para ellos, ¿es mejor salir y buscar un porvenir mejor para sus familias? ¿O es mejor quedarse y morir en manos de las maras o de las políticas del actual gobierno? ¿O es mejor morir en el intento de buscar otras salidas, aunque sean riesgosas, aunque impliquen sufrimiento, hambre, dolor, fatiga… aunque implique la vida?

La caravana es una respuesta social inesperada por el gobierno, las iglesias, las ONG, los políticos… es una respuesta sorpresiva de la base social.

Sí, la caravana es la visibilidad de una situación que se ha venido gritando, denunciando y diciendo desde el huracán Mitch. El golpe de estado del 2009, cuyo artífice de este fue el mismo señor que hoy es el Presidente de Honduras, y que en ese entonces era presidente del Congreso Nacional. Para él era necesario dar el golpe de estado porque Manuel Zelaya quería consultar la posibilidad de reelección presidencial.

El colmo de los colmos es constatar que, sin consultas, sino poniendo a su favor todos los medios y leyes, los poderes del estado y los medios de comunicación social, él mismo se lanzó a la reelección. Siendo esta una acción inconstitucional. Las pasadas elecciones de noviembre 2017 que fueron fraudulentas, es donde Juan Orlando Hernández se convirtió en el presidente del país y proclamó que sería el gobierno de «una vida mejor» y es, sin embargo, un gobierno que está plagado de corrupción, donde se criminaliza la protesta… Así es que, con el debido respeto ¿vida mejor para quienes?

El presidente Juan Orlando Hernández fue reconocido por el gobierno de los Estados Unidos y Canadá… ¿pero por qué se le reconoce, me pregunto? ¿Es a causa de los intereses económicos que estas dos naciones tienen en el país y en Centroamérica con la explotación minera y textil?

El pueblo de Israel, con la experiencia del éxodo, dejó ver la opresión y explotación que vivían de parte del faraón en Egipto. La experiencia de la infancia de Jesús también es  huir y ponerse en camino, porque corría el riesgo de ser asesinado por Herodes. Estas experiencias de fe, nos dejan ver lo importante que es el valor de la vida, la protección de la vida.

Las hondureñas y hondureños huyen de la situación de opresión, represión y dictadura que se vive en el país. Denuncian al exterior lo que desde hace años se ha venido gritando, diciendo, denunciando y que no ha tenido eco, que no ha sido escuchado. Este grito actual pretende lograr el desafío de que las naciones del mundo vuelvan los ojos hacia el país y digan una palabra de esperanza ante tanta desesperación, que den un aliento que nutra la vida y que ayude a cambiar la injusta situación que provoca el gobierno actual.

Caminos de esperanza realizados

Han existido varios movimientos que surgidos de la base, “del pueblo, pueblo” como decimos entre nosotros, y que han sido reprimidos, desparecidos, asesinados y que también ha dejado como saldo varios presos políticos…. ¡Díganme si no, que ha significado los más de cien días de marchas y manifestaciones de la resistencia popular! Después del primer mandato de Juan Orlando, y de esto puedo hablar de ello ya que yo misma caminé y busqué alternativas posibles junto a ellos y ellas, surge el movimiento de las antorchas, el movimiento de los indignados y ahora en la actual situación, el movimiento de convergencia contra el continuismo, muestra de que se han buscado salidas, que se está haciendo conciencia y que se quiere un cambio. ¡Cambio al cual las autoridades se hacen de la vista gorda, se hacen los ciegos y los sordos!... Es por eso que esta masiva manifestación de migrantes nos tambalea, nos desinstala, porque son una voz diferente, una voz no esperada.

Y ante esta realidad de migración mundial el papa Francisco nos dice «Todos ellos esperan que tengamos el valor de destruir el muro de esa complicidad cómoda y muda que agrava su situación de desamparo, y pongamos en ellos nuestra atención, nuestra compasión y dedicación» (Coloquio de la Santa Sede en México sobre la Migración internacional).

Preguntas finales para acompañarnos en el camino ¿Qué haría Jesús de Nazaret? ¿Cómo respondería a esta situación? ¿Qué haría Margarita Bourgeoys? ¿Cómo respondería ella?

Y desde nuestra bella orientación de misión de «ir a las periferias, en espíritu de mutualidad y colaboración, responder con esperanza a los gritos de nuestro mundo»… ¿Cómo responder a este grito y periferia actual?

Gracias a las personas que preguntan, que se preguntan y que están inquietas e inconformes con esta realidad.

He aquí una propuesta de cinco acciones de solidaridad internacional que podemos impulsar EN APOYO AL ÉXODO DEL PUEBLO HONDUREÑO RUMBO A ESTADOS UNIDOS

1.-  PLANTONES Y VIGILIAS EN LAS EMBAJADAS Y CONSULADOS DE: Honduras, México y Estados Unidos para exigir la renuncia de Juan Orlando Hernández y su gabinete por su corrupción, incapacidad de resolver la violencia y la miseria que han obligado a tantos desplazamientos forzados

2.- CARTAS ABIERTAS Y PETITORIAS A LOS MINISTROS DE RELACIONES EXTERIORES de nuestros países exigiendo posiciones claras y de respeto a los derechos humanos y protección efectiva a los gobiernos de origen, tránsito y destino implicados en esta movilización.

3.- ACCIONES SIMBÓLICAS CON LAS REDES O ACTORES NACIONALES FUERTES CON LOS QUE TRABAJAMOS, caravanas de solidaridad, uso de distintivos para tener presente las tragedias humanitarias que estamos viviendo, materiales informativos de sensibilización, testimonio, reuniones de fraternidad con las comunidades de hondureños y hondureñas en nuestros países, etc.

4.- EMPLEO DE MEDIOS DE COMUNICACIÓN NACIONALES para informar adecuadamente sobre lo que está aconteciendo en realidad con este éxodo humano en busca de una vida digna.

5.- EXIGIR LA PARTICIPACIÓN DECIDIDA Y VALIENTE DE LOS ORGANISMOS INTERNACIONALES, observadores, medios de comunicación y todos los actores acreditados como defensores de derechos humanos para asistir humanitariamente, documentar, denunciar y exigir el resguardo de todas las personas en el trayecto.

 

Vuelta al índice precedente Todas las noticias
© Tous droits réservés Congrégation de Notre-Dame, Montréal, Québec, Canada