Your browser is not Javascript enable or you have turn it off. We recommend you to activate for better security reason8 DE MARZO, DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Acogida > Noticias > Artículo

8 DE MARZO, DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Conferencia de Religiosas de El Salvador

8 DE MARZO, DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER.

Ambientación: dejamos a criterio de la creatividad.

Introducción: breve memoria.

8 de marzo de 1911: el pasado que construyó el presente

“Fue en 1911 cuando se celebró por primera vez el Día Internacional de la Mujer Trabajadora con una reivindicación a favor del derecho al voto, el derecho al trabajo y la no discriminación laboral. La elección del 8 de marzo tuvo su origen en los hechos sucedidos en la misma fecha del año 1908. 146 mujeres, trabajadoras de la fábrica textil Cotton, de Nueva York, murieron calcinadas en un incendio provocado por las bombas incendiarías que les lanzaron como respuesta ante la negativa de abandonar el encierro en el que protestaban por los bajos salarios y las infames condiciones de trabajo que padecían.

Con aquel primer Día Internacional de la Mujer Trabajadora se inicia una tradición que cumple 109 años de lucha en pro de la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo. Nuestra admiración, por tanto, hacia las mujeres que han luchado por defender su dignidad de mujeres y de trabajadoras, y que han conseguido la conquista de fundamentales derechos sociales, económicos y políticos.”

Sugerimos escuchar el canto: Mujeres del mundo u otro que vean conveniente.

 

A continuación, sumándonos al sentir de muchas mujeres del mundo:

Unimos nuestras voces: SOMOS MUJERES VALIENTES

 

1.- Miles de mujeres nos movemos alrededor del mundo, trabajando en fábricas, en el campo, en la oficina, en la casa, en las escuelas, en el mercado, en la iglesia.…

Y estamos seguras que sostenemos la vida, aunque no seamos reconocidas.

En coro: SOMOS MUJERES VALIENTES

 

2. Miles de mujeres contribuimos de muy diversas formas para vivir

Cambiamos el curso de la historia, inventamos estrategias para solucionar problemas, reclamamos derechos asumiendo los costos, desarrollamos nuestras capacidades que nos hace salir adelante.

 

En coro: SOMOS MUJERES VALIENTES

 

3.-Miles de mujeres, somos valientes, luchadoras, fuertes, nuestro número es una legión, tenemos diversidad de dones, somos intuitivas, resilientes.

Que la historia escuche de que somos MUJERES conocedoras de la vida, aunque el sistema dominante no valore nuestra fuerza y sabiduría.

En coro: SOMOS MUJERES VALIENTES

 

4.- Hacemos memoria de muchas mujeres en el libro del Antiguo Testamento, y del Nuevo Testamento, con nombres y sin nombres, que contribuyeron en el desarrollo del plan salvífico de Dios, siendo líderes en los pueblos y comunidades del tiempo para su liberación, como lo fue María la madre de Jesús la gran profetisa.

En coro: SOMOS MUJERES VALIENTES

 

5.- Hacemos memoria de nuestras mujeres, en la lucha por la tierra, el agua, los bosques… que han sido eliminadas, por hacer de nuestro planeta una casa común y por demandar el alto a la explotación.

En coro: SOMOS MUJERES VALIENTES

 

Nuestras voces en común: somos mujeres en camino, en conquista por los sueños de que la igualdad y la equidad de género, el respeto por los derechos humanos, sean realmente parte de nuestra vida.

 

Leemos, meditamos y compartimos la palabra: JN 8, 1-11 La mujer acusada y rehabilitada.

1.- ¿Qué dice el texto?

2.- ¿Qué actitud tiene Jesús ante la realidad de la mujer?

3.- ¿A que me compromete el gesto de Jesús?

Hacemos nuestras peticiones:

A las peticiones responderemos: Dios de liberación, escúchanos.

1.- Por todas aquellas mujeres que a lo largo de la historia, a costa de la vida han contribuido conquistando diversos espacios de participación, para que ese espíritu de lucha nos acompañe en nuestro diario vivir.

2.- Por todas nosotras las mujeres, para que nos ayudemos mutuamente a buscar caminos de liberación al estilo de Jesús.

3.- Por los millones de mujeres que sostienen a la familia: en la educación, techo y alimentación, economía… para que Dios regale la fuerza y la paciencia para seguir acompañando la vida.

4.- Para que trabajando por la Paz y la justicia, un día desaparezca todas las formas de discriminación contra la mujer y se respeten los derechos y la dignidad de las mujeres.

5.- Se pueden añadir alguna más.

Finalizamos nuestra oración: con el canto del Magníficat. (Yo canto al Señor, porque es grande).

 

Vuelta al índice precedente Todas las noticias
© Tous droits réservés Congrégation de Notre-Dame, Montréal, Québec, Canada