Your browser is not Javascript enable or you have turn it off. We recommend you to activate for better security reasonBoletin: Tejiendo la vida - Puntada (5)

Acogida > Noticias > Artículo

Boletin: Tejiendo la vida - Puntada (5)

CND

Cada vez que realizamos un tejido; la parte que ayuda a darle las características importantes, una gracia, un realce, un toque a lo que hacemos es también, la puntada. Debemos escogerla muy bien, para que nos ayude a juntar los colores y con las agujas dar la forma del modelo que estamos siguiendo.

En la casa de formación una de las cosas que nos ha ayudado a conjuntar los hilos para formar el tejido, según el modelo que hemos escogido, ha sido las reuniones comunitarias, en sus diferentes formas y expresiones. Cada 15 días nos reunimos los sábados para: revisar nuestro caminar, compartir reflexiones, hacernos invitaciones, programar y planificar lo que queremos vivir o hacer por el resto del tiempo. Es decir: cambio de limpiezas, turnos de cocina, oración, celebraciones comunitarias, actividades apostólicas, retiros, etc.

También, cada 15 días nos reunimos las hermanas para dialogar cosas comunitarias CND y las formandas para organizarse, reflexionar, evaluar y compartir sus procesos personales y el caminar de grupo. Realmente ha sido una buena manera para dar el toque, la distinción y características, que queremos, a nuestra misión de vida comunitaria, nuestra misión de oración y nuestra misión apostólica.

Desde mi experiencia personal puedo decir que algo que ha caracterizado nuestro grupo comunitario o la puntada original de nuestro tejido, ha sido el tratar de hacernos cercanas y amar gratuitamente. Lo sentí muy fuerte cuando viví la pérdida de papá el 13 de septiembre. Desde mucho antes mis compañeras me permitieron estar cerca de él, estaban pendientes de su proceso, me apoyaron desde casa, etc. y luego de saberlo, también las formandas. Y por supuesto, el hecho de haber estado presentes mis hermanas CND y la comunidad formativa, el día del entierro, marcó mi vida. Sentí que no estaba sola y que mi gente se solidarizaba con las familias Pérez y Gutiérrez. Igualmente me han sabido comprender y apoyar durante este tiempo. Gracias también a ustedes por formar parte de este tejido, y poner sus puntadas en mi experiencia de vida, por su solidaridad y presencia.

Cariñosamente: Martha

Trabajo de limpieza en casa:

Un saludo muy caluroso a cada una de ustedes. Para mí es muy alegre e importante que conozcan nuestras actividades de la casa.

Ha sido una bonita experiencia la organización de la limpieza en nuestra casa, verla limpia y agradable nos da sensación de bienestar y salud ya que la casa es nuestro abrigo día y noche.

Algunas actividades de limpieza las hemos realizado juntas y estas nos han unido más; en confianza y compartir.

Siento que es una bonita convivencia trabajar en equipo para el bienestar de todas y esto, en lo personal, me ayuda a crecer en mi proceso vocacional. Me abre caminos para seguir trabajando en comunidad. Me alegra mucho estar compartiendo nuestra experiencia con cada una de ustedes.

Dios les bendiga y acompañe siempre en su misión.

Con cariño: Sofía.

Muchas Gracias

 

 

Vuelta al índice precedente Todas las noticias
© Tous droits réservés Congrégation de Notre-Dame, Montréal, Québec, Canada