Your browser is not Javascript enable or you have turn it off. We recommend you to activate for better security reasonBOLETÍN CND GUADALUPE

Acogida > Noticias > Artículo

BOLETÍN CND GUADALUPE

Région Nuestra Señora de Guadalupe

El Consejo Regional llega de nuevo a ustedes para compartirles algo del caminar de nuestra región.

En primer lugar queremos agradecer la acogida y fineza de las hermanas de la Comunidad de Amarateca que nos anima para seguir impulsando la dinámica de nuestro trabajo y compromiso a favor de toda la región.

Sabemos que estamos en solidaridad con todas las hermanas que están de alguna manera, a través de sus obras o compromiso comunitario y por supuesto sus oraciones y mejores deseos.

Gracias una vez más a cada una de ustedes, por su acogida y apoyo a nuestra misión. 


LA MISERICORDIA COMO MISIÓN

P. SIMON PEDRO ARNOLD OSB

Si nuestro carisma propio es la presencia anticipada de los gérmenes del Reino, hechos visibles en el signo comunitario, repetimos que toda tarea que opaque esta dimensión es incompatible con nuestra misión. En efecto, nuestra justificación misionera en el corazón de la Iglesia como en su frontera no está en nuestro “quehacer” sino en nuestro “ser” comunitario.

De esta afirmación se deduce que nuestro servicio eclesial no está del lado ni de la ley ni de sus normas, tampoco por las tareas de “sustitución” caritativa o clerical, sino por el camino, poco transitado en la Iglesia de hoy, de la pura misericordia de Dios. Como decía ya santa Teresita, nuestra misión es el amor. Estamos llamados a ser parábola siempre más evidente de la bondad y del perdón, de la hospitalidad y de la esperanza, inscrita en el misterio trinitario de Dios y en su encarnación. Dejemos las áreas de sustento de la institución eclesial a los que tienen este ministerio como carisma propio, como son el clero y el magisterio. Nosotros, dediquémonos a lo más urgente: la esperanza encarnada en la ternura concreta de nuestras comunidades y de nuestras personas.

En este tiempo de cercanía del Reino, seamos cercanos al dolor y a los anhelos de la humanidad. Nuestra vocación es, toda ella, eucarística: dar la vida para la vida del mundo. Como el misterio eucarístico en su mayor profundidad, nuestra Vida Consagrada es una suerte de subversión de la Historia por el amor. Que nada nos distraiga de esta prioridad a través del “vean como se aman” de nuestras comunidades. Si no somos signos de las nuevas relaciones del Reino, por gusto nos cansamos en tareas prestigiosas, importantes y útiles pero no articuladas con nuestra identidad escatológica.

En última instancia, el Reino es y será misericordia, bondad y ternura. Todo el resto pasará, nos dice la primera a los Corintios. Dediquémonos a lo que nunca pasará, dejando a otros el manejo de los instrumentos pasajeros de la Historia.

No quiero decir así que los religiosos y las religiosas no tengamos que hacer nada en el mundo y en la Iglesia. Sería ridículo. Este signo que pretendemos dar a ver se manifiesta a través de obreros enviados a la mies. Por lo tanto, como cualquier cristiano, nos toca asumir nuestra parte solidaria de la obra eclesial. Simplemente se trata de seleccionar las tareas que aceptamos asumir en función del criterio escatológico de la pura misericordia y de la pura ternura de Dios. Para nosotros, una obra misionera que no evidencia claramente esta dimensión, en directo de alguna manera, y no tangencialmente, es una obra por descartar. Por no tener la valentía suficiente de actuar así, nos hemos alejado de lo nuestro y confundido con el clero. Nos volvemos un clero, masculino y femenino, de “elite” quizás, pero no dejamos, sin embargo de traicionar gravemente nuestro carisma. 


INFORMACIONES REGIONALES CIERRE DE LA MISION DE SAN MAXIMILIANO KOLBE

Agradecemos al Señor por los nueve años de Misión en esta parroquia y seguimos pidiendo sus oraciones por nuestras hermanas Jacqueline Beaulac, CND y Sofía Barrientos, CND que han compartido los últimos años en esta misión.

“El domingo 21 de febrero de 2016 tuvimos la despedida en la Parroquia Maximiliano Kolbe en Comayagüela, Tegucigalpa.

Despedida es una palabra que esconde muchas cosas… me parece que una despedida se hace a partir del corazón y el corazón nunca se despide del interior porque las buenas relaciones que se han vivido con las personas se quedan siembre en el corazón. El corazón no despide, él reconoce las gracias.

De lejos hay recuerdos de personas, de retiros, de acontecimientos, de visitas etc. Salimos de esta Parroquia con un corazón lleno de agradecimientos y de recuerdos. Las hermanas que hicieron posadas aquí a partir de diciembre de 2007 dejaron huellas bien marcadas y la gran alegría es que estas huellas siguen dando pasos… Gracias”. Jacqueline Beaulac, CND

       

“Fue una experiencia muy bonita aunque al principio fue un poco complicado, pero poco a poco fui entrando en la dinámica de la pastoral y de las otras tareas a realizar dentro de la parroquia.

Me siento muy contenta de haber realizado esta misión dentro de la misma porque me sentía en mi lindo carisma de estar con la gente y de ayudarles en muchas cosas que ellas/os no podían. Nos organizábamos y lográbamos realizarlas en ese espíritu de unidad y de solidaridad con las personas que tenían dificultad de poder realizar las tareas. Con el cierre de la casa de verdad me siento emocionada por ser mi primera experiencia de hermana. Pero con las gracias que el Señor me ha regalado, de tomar las cosas por el lado positivo me mantengo con fuerza y dinamismo para seguir la misión, no importa donde sea estoy disponible para poderlo realizar. Siento que mi Trinidad me ha estado acompañando y me seguirá acompañando en este caminar que empieza de mi vida religiosa y ellos son MARIA, MARGARITA Y MI AMADO JESÚS. Gracias, mil gracias por acompañarme en este caminar”. Sofía Barrientos CND 


Agradecimiento desde el corazón… un hasta luego a “La KOLBE”… 

   

Un día 19 de diciembre de 2007 se abría una nueva misión en la Parroquia San Maximiliano María Kolbe, acompañada por los Frailes Menores Conventuales. A raíz de la búsqueda de nuevos retos y nuevos horizontes, la Congregación, después del cierre de la Misión de la Cruz de la Montaña, El Manchén, tomábamos el riesgo de “subir nuevas montañas”. Para ese entonces “La Kolbe”, como la hemos llamado con el fin de abreviar el nombre, era una inmensa parroquia que recientemente había sufrido la primera división geográfica, dando lugar a la parroquia María Reina de la Paz; pero, aún permanecía muy numerosa en habitantes y en retos. Las hermanas: Cristina Castellanos Berbena, CND, María Emelí Alba Teruel, CND y Melba Rosa Vásquez, CND, son las primeras en asumir los retos que implicaba dicha misión. Los frailes con su párroco, Fray Delio Díaz Lemus y los demás frailes, invitaron a las hermanas a acompañar la misión de evangelización respondiendo a la formación de los Delegados y Delegadas de la Palabra de Dios, jóvenes y catequesis. Luego, con la llegada de la hermana Mariana de Jesús Sagastume se acompaña a las pequeñas comunidades. Fueron pocos años pero muy intensos. La misión se va extendiendo y las hermanas acompañan durante casi 5 años la vida de la parroquia con los proyectos de las mujeres con manualidades y las Escuelas de Teología Pastoral. La hermana Emelí, la hermana Carmela Pérez y la hermana Jacqueline Beaulac, acompañan el humilde grupo de la Legión de María, mujeres fieles, mujeres servidoras silenciosas. Con la llegada de fray Isidoro Mejía, se da un giro a la misión, de nuevo “La Kolbe” sufre una segunda división, ahora da lugar a la creación de la Cuasi Parroquia San Pedro Apóstol. Por otra parte, la llegada de la hermana Denise Marie Bergeron da lugar a que las hermanas participen en otros aspectos de la misión como el acompañamiento en la formación de las aspirantes de las hermanas Franciscanas y el acompañamiento al coro de la sede parroquial. La hermana Emelí fue la primera en tener una presencia muy significativa y formativa con el coro y con otros coros de la parroquia. La hermana Jacqueline Beaulac acompaña al Movimiento Familiar Cristiano, da su toque especial a la misión. Nuestra querida y recordada Micheline Laurin, CND, que de Dios goce, con su presencia discreta también participó de la misión de La Kolbe, con su acompañamiento en la formación bíblica de algunas comunidades y con su atención única a los niños y niñas que necesitaban de un reforzamiento escolar. Por último y no menos relevante, la preciosa presencia de la hermana Sofía Barrientos, llega con un toque de frescura para acompañar a las pequeñas comunidades y a la comunidad.

 

Durante estos casi nueve años, la casa Kolbe fue una casa de  acogida, de hospitalidad, de recibimiento de tantas formandas que participaron de la vida parroquial en su experiencia de formación como novicias o postulantes y jóvenes en búsqueda de su vocación.

Con todas las visitaciones vividas, las búsquedas, encuentros y presencia discreta, la Congregación dice “Gracias a La Kolbe”, gracias por lo que pudimos aprender de cada una de las personas que pasaron por nuestras vidas y de las cuales con nuestra presencia también conocieron algo de la espiritualidad y carisma de la Congregación. No hay palabras para agradecer todo el bien que nos han hecho.

GRACIAS HERMANAS CND Y GRACIAS A TODOS Y TODAS. Dios les siga bendiciendo enormemente.

Hna. Melba Rosa Vásquez Rodríguez, CND 


Vida de nuestra región

*Conferencia General:

Las Hermanas del Consejo Regional, junto con la Ecónoma Regional hemos participado en el mes de enero de un tema de formación sobre El Liderazgo al que fuimos invitadas por la Conferencia General los días 22-24 de enero en nuestra Casa Madre en Montreal, Canadá. El tema fue animado por la hermana Anne Chapel.

*Visita a nuestras hermanas en la enfermería:

Tuvimos una bonita visita a nuestras hermanas en la Enfermería Nuestra Señora del Buen Socorro.


Funeral de la hermana Micheline Laurin, CND

 

Hemos tenido la dicha, aun con la tristeza, de poder estar presentes en el funeral de nuestra hermana Micheline Laurin, CND el día 19 de enero de 2016 en Montreal. Compartimos momentos significativos con su familia, sus hermanas Gisela y Lise, y otras hermanas CND que estuvieron presentes en esta despedida de nuestra hermana. Gracias por sus testimonios de fe y vida compartida que fueron leídos en su funeral. 


Compra de la nueva Casa de Formación en Guatemala

Se les informa que el pasado 3 de febrero se efectuó la compra de la nueva casa de formación en la ciudad de Guatemala.

  


Proyecto de JPIC y Encíclica Laudato Si

Se les pide por favor a las comunidades no olvidar el proyecto de siembra de árboles al que nos comprometimos en la Asamblea del Capitulo Regional y de profundizar en comunidad las preguntas que envió Lilian Barrera, CND para reflexionar con la Encíclica de Laudato Si y enviar sus respuestas al Consejo Regional.

 

 

 

 

 

 

 

Vuelta al índice precedente Todas las noticias
© Tous droits réservés Congrégation de Notre-Dame, Montréal, Québec, Canada